panes

El pan en la dieta diaria

El pan se encuentra en la base de la pirámide nutricional junto con los cereales y legumbres. Es un alimento básico en la dieta diaria por tener un alto contenido de hidratos de carbono, aportar proteínas, vitaminas del grupo B, calcio, magnesio, potasio y fibra.

Pese al mito, el pan es un alimento que no engorda y es muy beneficioso para nuestra salud, ya que es una importante fuente de energía que toda persona necesita para vivir y poder desarrollar sus actividades.

pan-multicereal

El aliado ideal para desayunar y merendar

El pan francés chico multicereal, contiene todos los beneficios del pan y suma todas las cualidades del sésamo, lino, avena y girasol, que al consumirlo en el desayuno o merienda nos proporciona los nutrientes fundamentales para una buena salud y llevar nuestra vida cotidiana con la energía adecuada y necesaria.

Este delicioso pan multicereal, no solo nos aporta relevantes valores desde el punto de vista nutricional sino que el aspecto, textura y la diversidad de sabores lo hacen más apetecible.

Adicionalmente, los alimentos ricos en fibra producen la sensación de saciedad, lo que disminuye la percepción  de hambre entre horas y se evita así la ingesta de otros alimentos más calóricos, lo que redunda en un mejor control de peso.

empanada

Práctico, sano y sin conservantes

Siguiendo las premisas de calidad, naturalidad y sabor, nuestros productos ultracongelados mantienen sus valores nutritivos y su frescura mediante el procedimiento de congelación inmediata, garantizando la conservación e inocuidad de cada uno de los ingredientes.
Nuestros productos son una solución cuando desees una comida rápida, sana, sabrosa y fácil de preparar.

familia

Comidas compartidas, momentos saludables

Compartir las horas de las comidas con nuestros seres queridos pueden traer muchos beneficios tanto para los adultos como para los niños, ya que este puede ser uno de los pocos momentos en que la familia se detiene del ritmo acelerado de la vida cotidiana para juntarse.

Esta actividad se convierte entonces en un espacio de recreación, el cual ayuda a los niños a establecer una relación positiva con la comida y comprender que alimentarse es importante para su crecimiento y desarrollo.